Virus ECHO: todo lo que debes saber

Los virus ECHO o virus huérfano citopático entérico humano comprende a un subtipo de estos microorganismos. Asimismo, puede aparecer con el nombre de infección por enterovirus que no causa polio.

También se incluye dentro de la categoría de enterovirus y suelen producir infecciones a lo largo del tracto intestinal junto con erupciones cutáneas.

Síntomas de la infección por el virus ECHO

Virus ECHO: todo lo que debes saber

Por norma general los pacientes presentan una serie de alteraciones o síntomas que pueden ser asociados al contacto con este patógeno. Según las zonas afectadas podemos señalar las señales más comunes:

  • Erupciones cutáneas que suelen aparecen como pequeñas manchas en ciertas regiones de la piel.
  • Faringitis o inflamación de la faringe que puede causar molestia en la zona de la garganta y cansancio en el paciente.
  • Crup. Se trata de un término que engloba dificultad para respirar junto con una tos muy áspera. Normalmente se debe a una inflamación en las regiones próximas a las cuerdas vocales.
  • Neumonía o pulmonía (infección de los pulmones). Esta enfermedad se caracteriza por una fiebre alta, dolor en el pecho, dificultad para respirar, debilidad general y tos persistente, entre otros síntomas.
  • Úlceras bucales que pueden asociarse a la alteración de herpangina.
  • Meningitis o inflamación de las meninges. Normalmente existen tres capas que rodean y protegen a nuestro Sistema Nervioso Central (SNC). Cuando aparece este trastorno el paciente suele sentir un dolor de cabeza intenso, fiebre alta, náuseas y vómitos junto a una rigidez del cuello inusual.
  • Otras infecciones en las vías respiratorias altas que pueden variar en cuanto a síntomas.
  • Miocarditis o inflamación del músculo que forma el corazón. Esta enfermedad puede causar arritmia (o alteración del ritmo cardíaco normal), dolor en el tórax, dificultad para respirar, fiebre y cansancio intenso, entre otras alteraciones.
  • Pericarditis o inflamación del pericardio. El pericardio es un saco o envoltura que rodea al corazón y garantiza su protección cotidiana. También puede puede producir una serie de afecciones en el sujeto. Por ejemplo, dolor en el pecho, fiebre, tos ocasional, dificultad para respirar al adoptar ciertas posiciones y debilidad generalizada.